• Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Nueva sentencia ganada por el despacho, esta vez en relación una impugnación de una donación. Nuestra clienta nieta de la donante, recibe en donación una vivienda cuando su abuela contaba con un leve deterioro cognitivo.

Un familiar la demanda con la finalidad de obtener la nulidad de dicha donación por entender que la donante estaba aquejada de una enfermedad y no comprendía el alcance de dicha donación y además por no haberse reservado lo necesario para vivir, puesto que era pensionista y no contaba con otra vivienda.

 

La sentencia de primera instancia nos dio la razón afirmando que la donante a pesar de su deterioro cognitivo era plenamente consciente de la donación, lo cual también lo confirmó la Audiencia Provincial de Cartagena, al dictar sentencia no estimando las pretensiones del familiar de nuestra clienta. Entiende la Audiencia Provincial que el propio Notario da fe de la capacidad que tiene quien va a otorgar una donación o un testamento, y que incluso el haber sufrido un ictus sumad a su avanzada edad no determina que ésta fuera totalmente incapaz.

 

Además, las costas fueron impuestas a la parte contraria en las dos instancias.

Deja una respuesta